El mensaje liberal en los medios


Por Gabriel Boragina ©

Este parecer se ha instalado entre las filas liberales a partir del hecho de que ciertas personas (que dicen profesar el liberalismo) suelen aparecer en medios televisivos y/o radiales con alguna regularidad.
Ya he explicado que no creo que ese sea el medio por el cual el liberalismo se imponga en el mediano y menos aún en el largo plazo que, entiendo, debería ser la meta de todos aquellos que creen genuinamente en el liberalismo como solución a los problemas que, desde hace décadas padece el país.
Otra razón de mi escepticismo es que, ese reducido número de "liberales mediáticos" son muy pocos, y son siempre los mismos. Siempre "las mismas caras".
Conversando con televidentes y oyentes (que no pertenecen a las filas liberales y no comparten el ideario liberal) me han manifestado que las pocas "caras mediáticas" que aparecen en los medios con un discurso más o menos liberal juega más en contra del liberalismo que a favor. Porque la gente que mira dice entre ellos: "Ves? Son poquitos y siempre los mismos".
Pero, además, al ser siempre los mismos, el televidente y oyente tiende a pensar que esa reiteración se debe más a la búsqueda de un cierto protagonismo personal por parte del que aparece en pantalla o en la radio que a una genuina vocación a convencer a otros de sus ideas, quedando una pésima impresión en tal sentido en quienes piensan distinto a los liberales.
Si a esto se le agrega un lenguaje soez, ofensivo, descalificatorio y/o altamente insultante dirigido tanto a propios como ajenos, el resultado no puede ser otro que el declive del ideario liberal que venimos observando y advirtiendo.
En contraste, las personas de ideas antiliberales son muchísimas más y distintas en la TV, diarios, radios e Internet, demostrando más diversidad de voceros, lo que a la gente ignorante (o no tanto) les da la idea de que son muchos y "mejores". Siendo cierto que son muchos, pero falso que sean "mejores".
Suponiendo que se insista en que ese mensaje a través de los medios es "efectivo" o "más" efectivo que antes, no son pocos los liberales que pasan por alto que, por cada no-liberal que se pasa a las filas del liberalismo, nueve lo hacen a las filas de las ideologías de izquierda (moderadas o extremas). Esta proporción (uno de cada diez) es un pésimo resultado a mi juicio.
El exotismo entre liberales siempre ha jugado en contra de ellos mismos. Y la historia política argentina reciente da buena cuenta de ello si miramos los magros resultados electorales obtenidos en los últimos años.
Pero conjeturando que la TV, radio e Internet sean los medios "adecuados", opino que esos "liberales mediáticos" (escasos y siempre los mismos) harían un mejor servicio a la causa dando espacio y participación a otros liberales poco o no conocidos mediáticamente, para que ellos también sean conocidos a través de tales medios, y el auditorio radial y televidente pueda ver "otras caras nuevas" y cambiar la opinión dominante que tienen no-liberales y antiliberales respecto de que "son poquitos y siempre los mismos".
Sería muy arrogante que -a esto último- algún "liberal" contestara "no, porque fulano comunica mejor que mengano". No sería respuesta que cabe a un liberal denostar a otro liberal, presumiendo a priori que fulano es "mejor" que mengano, y que -por ese motivo- mengano debe ser siempre la "única" "cara visible" en los medios. Contestar eso y pensar así, de liberal no tiene nada, sino que es más de estatista que otra cosa. Se necesitan más y variadas voces del liberalismo, y no un único portavoz dando vueltas por todos los medios.
Si se contestara que los medios siempre convocan a mengano y no a otros, brindaría mejor servicio a la causa liberal que mengano respondiera a esos medios (que lo convocan a él) que, sería bueno que también esos medios o sus conductores o productoras invitaran a sus programas a otros liberales que también tienen mucho que decir acerca del liberalismo y quizás con otro lenguaje u otra visión dentro del mismo liberalismo. Si no fuera mengano el que tratara directamente con los medios, sino que lo hiciera a través de su representante comercial, artístico o de medios, entonces sería a este a quien debiera manifestárselo, dándole a conocer los nombres y contactos de esos otros liberales que se ignoran y a los que por tal motivo no se les da acceso a los medios.
Esto difundiría mucho más la imagen y discurso liberal, mostrando diversidad de expositores dentro de una misma corriente de pensamiento. Sin duda se ganarían más adeptos.
Ahora bien, si resulta que el "liberal mediático" es contratado por un precio por el canal o la producción que lo convoca, o bien paga de su peculio el espacio de participación, en tal situación no hay nada que objetarle, y lo dicho antes no cuenta para tal caso. Se trata de un trabajo más, remunerado y respetable. Pero si se lo invita gratuitamente creo aplicable lo expresado antes.
Insisto que, suponerse un liberal superior a otros liberales no es ninguna otra cosa que puro vedetismo o exhibicionismo liso y llano, no liberalismo. Si hay algo que el liberalismo no es, es ser personalista, porque si fuera así el liberalismo no se distinguiría de los autócratas que buscan afanosamente protagonismo y figuración para ser ellos siempre los primeros en todo, también en sus ideas.
Conozco muchos liberales de fuste con un excelente discurso, llano, simple, sencillo, pero a la vez cargado de profundos conocimientos que -sin embargo- "brillan por su ausencia" en los medios de comunicación, o aparecen muy espaciada y esporádicamente cada tanto en programas de baja audiencia, televidencia o cuyas columnas apenas son reproducidas por medios escritos que carecen de circulación masiva. Sin duda, es pensando en ellos que creo que deberían estar mas a menudo y mas expuestos en los grandes medios por el discurso de gran calidad que poseen y que podrían hacer verdadera docencia.

No hay comentarios.:

Fiscalidad y falacia ad populum

Por Gabriel Boragina © "Wagner, economista alemán, apunta que "el impuesto como medio de cubrir las necesidades financiera...