Ese diabólico “neoliberalismo”

Este artículo fue incorporado al libro 

Política,  burocracia y economía



 que puede adquirirse en formato digital haciendo clic aquí : 

 Comprar  

El libro será enviado de inmediato en formato e-book a la casilla de correo indicada por el comprador. 

Para adquirirlo en formato papel hacer clic aquí 

FORMATO PAPEL

2 comentarios:

Unknown dijo...

Una consulta: Entre ponerle un arma de fuego en la cabeza a un empresario para obligarlo a que dé empleo (x un lado) o dejar que el tema se resuelva solo (x otro lado) no se nos ocurren otras alternativas...?

Gabriel S. Boragina dijo...

Estimado "Unknown", en los asuntos humanos no hay absolutamente ninguno que "se resuelva solo". Saludos.
Gaby

Organicismo y argucias tributarias

 Por Gabriel Boragina © La tesis organicista reaparece en esta otra errada expresión: "conjunto del cuerpo social" con lo que s...