Socialismo de estado y socialismo libertario

Por Gabriel Boragina ©

1. Definición.

"SOCIALISMO: rmino general que se da a las doctrinas --y a los sistemas políticos inspirados en ellas-- que sostienen la necesidad de eliminar la propiedad privada de los medios de producción para lograr una sociedad sin clases. En la práctica los sistemas socialistas propugnan formas de propiedad estatal sobre el conjunto de la economía y un sistema de planificación central que coordine la actividad de las empresas estatizadas.

El concepto de socialismo admite una variedad de significados concretos, más o menos coincidentes con el criterio anterior: la variante más extrema, denominada comunismo, se inspiró fuertemente en las ideas de Marx y de Lenin, organizando de hecho un sistema totalmente centralizado de propiedad estatal donde sólo se admitía la propiedad cooperativa parcial en el campo y muy limitadas formas de propiedad privada en algunos servicios. Por su propia lógica interior tales sistemas devinieron en aparatos burocráticos de enorme poder, donde el Estado concentró todas las decisiones importantes en materia política y económica, y donde se estableció en consecuencia un control totalitario sobre el conjunto de la sociedad. El ejemplo más conspicuo de este modelo, el que se desarrolló en la URSS, produjo visibles ineficiencias y tensiones que llevaron a su desaparición.

Otra forma más moderada de socialismo es aquel que, abogando por una economía totalmente estatizada como meta final, aceptó desarrollar una larga etapa de reformas que llevaran a este resultado. Conocido como socialismo democrático, los países que siguieron este modelo llegaron a economías de mercado con fuerte participación estatal, como en muchos países de Europa. En los últimos años, sin embargo, los partidos socialdemócratas han abandonado prácticamente la intención de llegar a una sociedad sin propiedad privada, limitándose a abogar por amplios programas sociales y el control estatal sobre ciertos monopolios.

Otras formas de socialismo, inspiradas por el cristianismo o por diversas variantes de ideologías nacionalistas, han propugnado básicamente una economía donde se reservan al Estado las industrias más importantes, por razones estratégicas, o donde se estimula la formación de cooperativas y otras formas de propiedad no privada. Estas ideologías estuvieron en boga en las naciones menos desarrolladas durante varias décadas, especialmente en el periodo que va desde la Segunda Guerra Mundial hasta los años ochenta. En la mayoría de los casos propusieron también modelos de desarrollo basados en el proteccionismo y en la sustitución de importaciones, guiándose por lo que se llamó el nacionalismo económico.[socialism]. (ver voces: ESTADO DE BIENESTAR; PLANIFICACIÓN; PROPIEDAD; PROTECCIONISMO; SUSTITUCIÓN DE IMPORTACIONES).

Voz "Socialismo" en Carlos SABINO; "Diccionario de Economía y Finanzas". Contiene léxico inglés-español y traducción de los términos al inglés. Consultores: Emeterio Gómez; Fernando Salas Falcón; Ramón V. Melinkoff. CEDICE. Editorial Panapo. Caracas. Venezuela. Pág. 225/226."

A la luz de la definición del profesor Sabino, resulta simple determinar el origen del socialismo.

2. Algunas nociones elementales.

Como surge de la definición transcripta, el socialismo es la negación de la propiedad privada. Esa es su esencia. Pero esa negación puede ser total o parcial. Cuando esa negación es total, hablamos de comunismo. Cuando esa negación es parcial hablamos de socialismo. La supresión de la propiedad privada admite grados que van desde el 1% al 100%. Si suprimimos la propiedad privada en un 1% tendremos una sociedad muy poco socialista, si suprimimos la propiedad privada en un 100% tendremos una sociedad comunista o lo que es igual, socialista al extremo (comunismo es una palabra simple que sirve para designar el socialismo radical). La "convivencia" o mejor dicho coexistencia entre propiedad privada y propiedad publica recibe el nombre de intervencionismo .Convencionalmente se admite que cuando esta coexistencia (nada armoniosa por cierto) es de proporciones mas o menos equivalentes a un 50%, tenemos una sociedad perfectamente intervencionista. Si la propiedad pública supera ese porcentaje, hablamos de una sociedad o país socialista por mayoría de propiedad pública y viceversa, en el caso contrario.

La propiedad pública, a su vez, se define de dos formas, ya sea como propiedad estatal o como propiedad comunal. Ambas formas no son mas que camuflajes de la propiedad privada, que en la vida del mundo real es insuprimible. En la práctica, la propiedad pública siempre esta en manos de particulares, sean estos miembros del gobierno (personas físicas) o la comuna (también personas físicas).

3. Pretendidas "diferencias" entre los "socialismos" de estado y libertario.

Se ha pretendido la existencia de "diferencias" entre un socialismo de Estado y otro socialismo de tipo "libertario". Es prácticamente imposible en los modernos diccionarios socio-político-económicos encontrar definiciones diferenciadoras entre esos "tipos" de socialismo, lo que indica que la distinción, además de inusual, es completamente arbitraria. Como hemos dicho antes, el socialismo (de cualquier color, mote, denominación, rótulo que se le quiera poner, o adjetivo con el cual se lo quiera calificar) es la negación de la propiedad privada. Ese es su rasgo distintivo. El socialismo es propiedad pública y la propiedad pública es inviable, siendo irrelevante si los medios de producción están en manos del gobierno o en manos de la "comunidad", entendidos ambos como entelequias inexistentes. Como dijimos, detrás de la hipóstasis llamada "gobierno" y detrás de la no menos hipostática falacia denominada "colectividad, comunidad, sociedad, comuna, etc", lo que el mundo real nos muestra, son personas físicas, reales y concretas. Ergo, la propiedad, (en el mundo real) siempre es propiedad privada, porque sea un jerarca o un grupo de personas de una comunidad, siempre serán personas concretas las que tomarán decisiones sobre como administrar y disponer de esa propiedad. Este mecanismo es al que está sujeto la propiedad privada.

En este contexto y de acuerdo a lo dicho arriba, socialismo "libertario" es una contradicción en términos. Un vocablo anula al siguiente. O es socialismo o es libertario, pero (salvo que con la palabra "libertario" se quiera en realidad aludir al libertinaje, con lo cual quedaría salvada la contradicción) el libertarianismo -o mejor dicho liberalismo- sabe que la propiedad privada es fundamental para la riqueza y progreso de los pueblos. Entonces, si el socialismo niega o rechaza la propiedad privada jamás podría ser libertario. Nuevamente, o se es libertario o se es socialista, jamás ambas cosas a la vez.

De todos modos, es bien claro que los pretensos socialistas "libertarios" tienen poco o nada de libertarios y si tienen mucho –o todo- de socialistas. Examinemos rápidamente algunos de sus errores recurrentes:

Ø Creen en la teoría laboral del valor, craso error de los economistas clásicos, que fuera adoptada por Marx, haciendo de ella el pilar de su sistema despótico.

Ø Ignoran por completo la moderna teoría del monopolio desarrollada por Murray Rothbard siguiendo los lineamientos de Ludwig von Mises. En su lugar, siguen repitiendo la teoría del monopolio marxista.

Ø Aun hoy, en plena modernidad, siguen defendiendo las teorías erróneas de Proudhon, Bakunin, Kropotkin, Marx y Engels sobre la propiedad.

Ø Desconocen los postulados y los revolucionarios descubrimientos de la Escuela Austriaca de Economía fundada en 1871.

Ø En suma, ignoran como funciona una economía de mercado, repitiendo las falacias marxistas. Estos gravísimos errores económicos los descalifican ya de por sí como libertarios y los mete de lleno en la bolsa de los socialistas.

Resumiendo, son incapaces de ver que la supresión o disminución en cualquier grado de la propiedad privada nos conduce a la pobreza en lo económico y a la tiranía en lo político.

4. Historia.

Una mirada histórica retrospectiva nos indica que la propiedad pública siempre fue la regla en el mundo hasta el siglo XVIII, cuando los liberales dieron sustento teórico y legal a la propiedad privada. De allí que como se ve, aun sin estar doctrinariamente estructurado, el socialismo y el comunismo se practicaron en todas las épocas existentes antes del siglo XVIII, también después, de allí que sean falsas las teorías que afirman que socialismo y comunismo son "novedades" o peor aun "mejoras" propias de hace un par de siglos. Afirmar algo como eso, demuestra ignorancia o mala fe histórica. Recordemos que socialismo = propiedad pública.

Una mejora o progreso es una innovación. El socialismo a partir del siglo XVIII no representó ninguna de ambas cosas. No fue ni mejora ni progreso, ya que era la forma corriente de organización socio-político-económica anterior al siglo XVIII.

Tanto los "socialistas utópicos" como los "socialistas científicos", solo dieron nuevo maquillaje a un uso socio-económico que se practicó durante toda la historia desde las primitivas tribus aborígenes, pasando por Platón, Aristóteles, la Edad Media, Moderna y Contemporánea y que -como afirma Ludwig von Mises- mantuvo al mundo estancado, embrutecido y empobrecido durante 18 siglos desde Cristo.

El sistema capitalista de producción, cuyo pilar es precisamente la propiedad privada, fue el que sacó al mundo de su letargo, pobreza y aislamiento y produjo la civilización occidental, moderna y tecnológica que hoy disfrutamos.

Volver al socialismo en cualquiera de sus formas, es postular volver a aquel pasado preindustrial, con todas sus hambrunas y miserias, guerras y crímenes, inclemencias, enfermedades y aislamiento.

Es decir, volver a la barbarie.

3 comentarios:

Libertario dijo...

Ser liberal no es de derecha ni de izquierda; si se quiere distinguir al de "derecha" lo podríamos poner como liberalismo libertario y el de "izquierda" como liberalismo progresista (socialiberal, liberalismo social). La diferencia radica que el liberalismo libertario aboga por el Estado Mínimo para dejar a las fuerzas del mercado libres para que se desarrollen; en cambio el progresista acepta la intervención del Estado para corregir las "desigualdades" del mercado. Me inclino por el liberalismo libertario porque deja el poder en la gente y no en los burócratas de turno.

El liberalismo libertario (Libertarian en EEUU) al igual que el liberalismo proge (ej, Demócratas en EEUU); esta en contra de todo forma de coacción sobre las libertades individuales. No aceptaríamos nunca la propuesta de la Iglesia de usar la coacción, para que los padrecitos y monjitas estén tranquilos al luchar por un mundo mejor, para prohibir los preservativos, el aborto, el sexo prematrimonial, la eutanasia, etc.

En cambio en lo económico los progre no difieren mucho de cualquier socialdemócrata y hasta cualquier estatista socialista; todavía piensan en el Estado omnipresente, regulador e interventor. John Maynard Keynes esta más vivo que nunca para ellos. Un poco contradictorio pues usan la palabra "libertad" pero su teoría predica la coacción estatal.

Será que el Estado debe "liberarnos" de la pobreza, la desigualdad, el desempleo, la opresión, etc. La realidad indica que el Estado lo único que provoca es más desigualdad al distorsionar el mercado y favorecer a grupos de presión en desmedro de los demás.

El mercado no es un invento de los capitalistas, liberales o libertarios; siempre ha existido. Es el intercambio espontáneo de bienes y servicios; con el consentimiento de ambos lados, es un ganar - ganar. El mercantilismo y el proteccionismo generados desde el gobierno con subsidios, barreras aduaneras y limitación de la competencia han hecho más daño al que pretendían defender, el consumidor final.

Tomando prestado las palabras del Cato Institute; "Libertad Individual, gobierno limitado, mercados libres y paz." Para mí resumen lo que verdaderamente es el liberalismo, no el estatismo mezclado con libertades individuales que lo mal llaman "socioliberal" o socialismo libertario

Ya Wa dijo...

Esto me ha servido para un trabajo. Gracias ♥

Gabriel S. Boragina dijo...

Me alegra que te haya servido.

Gaby

Capitalismo y educación

Por Gabriel Boragina © "Ha impreso en los universitarios la conciencia de siempre depender del gobierno. Los universitarios han...