Algo mas sobre el socialismo libertario

Por Gabriel Boragina ©

Hace poco señalé las que, a mi manera de ver, eran algunas contradicciones insuperables del llamado socialismo libertario. Allí me centré en lo económico (sin agotar el tema desde luego), aquí quiero reflexionar sobre otros aspectos que me indican una clara y cada vez más neta contradicción entre las palabras socialismo y liberalismo. Lamentablemente, se está extendiendo la expresión libertario como sinónimo de liberal, no habría nada que recusar a la equivalencia, si no fuera porque esto implica adoptar para todo el mundo, el sentido que estas expresiones tienen en países determinados tales como los Estados Unidos de Norteamérica, donde un libertario es lo que en Europa y el resto del mundo se conoce como un liberal. En tanto que en el país del norte, un liberal es lo que en el resto del mundo se conoce como un socialista. [1]

En lo que sigue del texto, emplearemos estas expresiones en su sentido clásico (no el americano) y aclararemos en cada oportunidad que se presente, cuando lo hagamos en un sentido diferente a aquel.

1. Colectivismo e individualismo.

El socialismo (que ya definimos muchas veces) es una forma de colectivismo, en tanto que el liberalismo o libertarianismo (en su acepción Norteamérica) pertenece a la orbita del individualismo, esto marca un claro antagonismo entre uno y otro, antagonismo que coloca a uno y a otro en la antípoda, un colectivista no puede ser a la vez individualista, o es uno o es lo otro, pero por el principio de identidad, no se puede ser algo y al mismo tiempo ser también lo opuesto a ese algo.

Pero no nos andemos con rodeos, "socialismo libertario" es una expresión mucho mas presentable y mucho mas elegante para denominar lo que se esconde detrás de ella, que no es otro que nuestro antiguo conocido, al que siempre se ha difundido como anarquismo.

Las ideologías fracasadas históricamente siempre han tenido la costumbre de intentar ponerse en vigencia, una y otra vez, abandonando el rótulo o la etiqueta con la cual fracasaron y aggiornandose, lo que significa, en buen romance, ponerse otro nombre más aceptable o más "políticamente correcto".

En esta línea, los socialistas de siempre, ahora son "la izquierda", "progresistas" o "izquierdistas" y los anarquistas de toda la vida, ahora son los modernos "socialistas libertarios".

Hemos dedicado mucha atención a desnudar el anarquismo en otros lugares. Examinando los postulados de unos y otros, es decir de socialistas "libertarios" y anarquistas, pronto el lector arribará a la misma conclusión que aquí dejamos sentada, ambos son la misma cosa o "el mismo perro con diferente collar" conforme reza un popular dicho local.

Como allí dijimos, política y filosóficamente, el anarquismo se encuentra próximo al liberalismo (no libertarianismo. Preferimos la clásica expresión liberalismo a la otra, por los mismos motivos que da Ludwig von Mises en su tratado sobre la Acción Humana), mas se separa abruptamente de este ultimo al adoptar in totum la "economía" marxista con lo cual, se pierde enteramente en ella.

2. Propiedad y libertad.

Socialismo es negación (o restricción) de la propiedad privada, en tanto que el liberal (o libertario) es -a grandes rasgos- el partidario de la libertad, pero si le negamos a otro su propiedad, le estamos restringiendo o suprimiendo su libertad ¿cómo puede hablarse entonces de un "socialismo libertario" sin caer en una groserísima contradicción?. No es posible, amigo lector. O somos libres o no lo somos, y la libertad no puede excluir la posibilidad de adquirir y de poseer, no solo cosas materiales sino también inmateriales, la libertad debe, necesariamente, incluir la potencialidad -o posibilidad- de ser propietario de algo y, de llegar a serlo, de permanecer en dicha situación o estado (de propiedad) por el tiempo que su titular lo juzgue oportuno, y una vez mas, todo esto es incompatible desde cualquier ángulo con cualquier clase de socialismo que se precie de tal, porque en esencia, el socialismo rechaza dicha potencialidad.

Evidentemente pues, libertario debe significar otra cosa muy diferente a liberal, cuestión que abordaremos en el punto siguiente.

Por lo demás, todas las definiciones son coincidentes en que lo privado es lo contrario a lo estatal, y si el socialismo es contrario a lo privado va de suyo que solo puede ser estatal, lo que a su vez nos muestra que hablar de "socialismo estatal" o "socialismo de estado" son meras redundancias o pleonasmos que solo confunden sin aportar nada valioso al debate o al conocimiento.

3. Anarquistas "libertarios"

De este engendro ("libertarios" anarquistas o viceversa) ya hemos hablado lo suficiente, como apuntamos arriba, todo lo que dijimos sobre los anarquistas (o el anarquismo o la anarquía) le es enteramente aplicable a este grupo que trata de diferenciarse, sobre la base de sus propias confusiones conceptuales o sus propias ignorancias en materia económica, y recalcamos en lo económico porque, a pesar que, como tantas veces dijimos, el anarquismo se halla bien orientado en lo político y en lo filosófico termina –lamentablemente- descarrilándose por completo cuando adopta el ideario socialista, ya sea en sus versiones oweniana, proudhiana, bakinunista, o marxista, las diferencias de matices y de personas entre ellas, no pueden disimular, en modo alguno, su enemigo común: la propiedad privada, elemento recurrente que los une en su contra a todas estas versiones pseudo-diferentes de socialismo.

Parte de estas confusiones que padecen, las hemos sintetizado nosotros, y, en esencia, excepto en la manera en que se auto designan, no se diferencian en absoluto de cualquier socialista normal, sea utópico o el risiblemente "científico". Si nos atenemos a la definición que nos da el diccionario:

libertario, ria

adj. y s. Que defiende la libertad absoluta, y por lo tanto, la supresión de todo gobierno y de toda ley, anarquista: partido libertario.[2]

El liberalismo no tiene nada que ver con esto, y de acuerdo con esta definición un libertario nada tiene que ver con un liberal, aunque lamentablemente esto es válido para todo el mundo, excepto en contados lugares, tales como los Estados Unidos de Norteamérica, donde un libertario es lo que aquí llamamos un liberal clásico.

4. ¿Libertad absoluta?

Ahora bien, convendría aclarar que la libertad nunca es absoluta y menos aun en un estado anárquico, vivir en sociedad implica necesariamente ciertas restricciones y condicionamientos, algunos no queridos e incluso indeseados, quien goza de libertad absoluta es porque ha aplastado los derechos de otro o de otros, de una u otra forma, de este modo se advierte con claridad que anarquismo es igual a totalitarismo.

Quien posee la libertad absoluta, implica que ha logrado convertir en esclavos a todos sus semejantes, es decir, es un tirano, un déspota, un dictador, ha obtenido pasar por encima de los derechos ajenos. Un derecho, en este contexto, es la libertad para hacer algo o para evitar que otros hagan alguna cosa respecto de aquel quien detenta el derecho en cuestión, todo derecho -como ha enseñado Alberto Benegas Lynch (h)- tiene como contrapartida su correspondiente obligación, un estado de derecho es aquel donde a cada derecho corresponde su respectiva obligación y donde la ley preserva de que ambos se observen en forma rigurosa. La libertad tiene sentido en un contexto social y dentro de un marco legal, no hay libertad fuera de la ley, entendida esta ultima, como surgente de una convención, cuya observancia reiterada, fruto de una larga tradición, termina recibiendo sanción legal.

En este sentido, la expresión "socialismo libertario" es redundante, ya que traduce lo que el socialismo ya precisamente era, antes de agregársele el aditamento de "libertario", esto es: caos, desorden y tiranía. Visto de este modo, podemos concluir que son muchas las sociedades socialistas libertarias en el mundo que existen hoy día, lo que una vez mas, nos lleva a concluir, que ninguna diferencia existe entre el socialismo de estado y el socialismo libertario.

Paradójicamente, la palabra "libertario" puede significar o bien una cosa o bien su opuesto, de allí, que hayamos tenido que considerar ambos posibles significados discrepantes para tener una visión mas amplia del tema.




[1] Sobre este tema ver los trabajos del Dr. Alberto Benegas Lynch (H)

[2] http://www.elmundo.es/diccionarios/

No hay comentarios.:

El periodismo

Por Gabriel Boragina © Comencemos con la definición de nuestro tema: "periodismo De la raíz de periódico e -ismo. 1. m. Cap...